CÓMO LO HACEMOS

titulo-secciones-cubersInnovación y conocimiento.

Nuestro amplio conocimiento de las necesidades y preferencias del cliente y del consumidor de hielo, nos ha llevado a construir las que son, sin duda, las fábricas de hielo más innovadoras de Europa.

Primero tratamos el agua convenientemente: se eliminan cloro e impurezas, se regula el nivel de cloro pH, se ozoniza y se desinfecta por medio de un sistema de rayos ultravioletas. Además de todo ello, el agua se trata mediante ósmosis inversa.

Con el agua tratada llenamos los bastidores que contienen los moldes de los cubitos, y los sometemos a un proceso de doble congelación.

El intercambio térmico se realiza, por un lado, gracias a la diferencia de temperaturas entre el túnel y el agua, y por otro, mediante la intervención de un sistema de circulación de aire frío de diseño propio, capaz de regular la temperatura del túnel, y haciendo que el cubito se vea sometido a temperaturas decrecientes a medida que se va congelando. El agua contenida en los moldes de los cestones se convierte en cubitos perfectos al cabo de 6 horas.

Por último, se embolsa, se ensaca, se paletiza y se guarda en cámaras de congelación para su posterior distribución. Todo el proceso está completamente automatizado, de tal modo que el producto jamás se toca con las manos, garantizando un máximo nivel de higiene y garantía sanitaria.

¿Quién dice que el hielo tiene que presentarse solo en cubitos?

En Cubers hablamos con los mejores bartenders para conocer sus necesidades y hemos desarrollado un hielo innovador para que puedan desarrollar toda su creatividad.

Dale a tus copas ese toque especial con nuestras bolas de hielo premium